Parábola: El rabbi y el hombre feo.

Trad&edición por G.Corpus

Centro de Estudios Fe Bíblica.

GVpc2932208

En una ocasión Rabbi Eleazar hijo de Simeón venía de Migdal Gedor, de la casa de su maestro.

Venia montando cómodamente en su burro por la orilla del rio y se sentía feliz y jubiloso porque había estudiado mucha Torah (Instrucción).

Allí se encontró casualmente un hombre excesivamente feo quien lo saludó, “Paz sea sobre ti, rabbi.”

El, sin embargo, no devolvió el saludo, en lugar le dijo: “Raca (cabeza hueca o bueno para nada) que feo eres! Son en tu pueblo tan feos como tú?”

El hombre respondió: No lo sé, pero ve y di al artesano que me hizo, ‘Cuan feo es el vaso que has hecho’”.

Cuando R. Eleazar se dio cuenta de que había pecado, bajó de su burro y se postró delante del hombre y le dijo: “Me someto a ti, perdóname!”

Las oportunidades  del estudiante  en educación y capacidad superior financiera, excedían por mucho a las del jornalero quien había trabajado duro todo el día para sobrevivir.

Pero, quién mostró mayor sabiduría???

El  cumplimiento de la Torah en el estudio, interpretación y entendimiento, de poco sirve si no se vive y actua consecuentemente o en correspondencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s