Yom Kippur y la importancia del arrepentimiento.

bullock

Por G.Corpus.

La importancia del arrepentimiento.

En el contexto de Yom Kippur-que por ahora nos ocupa, es importante establecer que los pecados voluntarios que pudieran ser perdonados, sin un corazón arrepentido, no son perdonados.

Esto es, cuando el sumo sacerdote confesaba todos los pecados y rebeliones de los hijos de Israel cometidos contra Dio-s, aquellos hijos de Israel que no se habían arrepentido de tales pecados, no eran incluidos en los beneficios del perdón establecidos para Yom Kippur.

En el caso de Yeshua y su sacrificio, podemos establecer que no importa cuán extraordinarios sean los recursos dados por Dio-s, si no nos arrepentimos de corazón, Dio-s no nos perdona. Este principio no puede ser quebrantado bajo ninguna circunstancia.

Arrepentimiento: Definición.

La palabra arrepentimiento, viene de la palabra hebrea Teshuva que deriva de la palabra shuv que significa básicamente dentro del contexto de las Escrituras, volvernos de un estilo de vida contraria a la Torah o ley de Dio-s, a un estilo de vida que busca y practica la Torah o ley de Dio-s.

Así pues, dondequiera que el arrepentimiento es necesario, lo será porque hubo previamente un desvió o abandono del camino correcto.

Veamos en los siguientes textos la relación tan estrecha que existe entre el arrepentimiento y la observancia de la Torah.

Deut 30 

1 Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres (shuv) en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado El Seño-r tu Dios..

2 y te convirtieres (shuv) al Seño-r tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma,

3 entonces el Seño-r hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido El Seño-r tu Dios.

 

Neh 1

8 Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos;

9 pero si os volviereis (shuv) a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre.

 

Como pueden ver y ya dijimos, el arrepentimiento está directamente relacionado con los mandamientos de Dio-s, con la Torah.

 

Dn 9

13 Conforme está escrito en la ley de Moisés, todo este mal vino sobre nosotros; y no hemos implorado el favor del Seño-r nuestro Dios, para convertirnos (shuv) de nuestras maldades y entender tu verdad.

 

Nuevamente, de acuerdo a este texto, el hacer shuv está estrechamente relacionado con guardar y entender la verdad.

Que es la verdad?

Sal 119

142 Tu justicia es justicia eterna,

Y tu ley la verdad.

 

Eze 18

32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice el Señor; convertíos (shuv), pues, y viviréis

 

Dt 30

15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;

16 porque yo te mando hoy que ames al Seño-r tu Dio-s, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas…

Queda claro en el contexto de las Escrituras, que la palabra arrepentimiento no refleja la profundidad de la palabra Teshuva.

Por todo la anterior, podemos decir que cuando Dio-s pide que regresamos a Él, realmente regresamos a la Torah.

En la literatura rabínica tenemos:

“Antes de la creación del mundo, Dio-s concibió 7 conceptos: Torah, Teshuva, Gan Eden, Gehinom, El Trono Celestial, El Templo y el Nombre del Mesías”.

Por lo anterior, Teshuva fue concebida para mantener la existencia del mundo. Un mundo sin Teshuva perecería inevitablemente a los ojos del juicio de Dio-s.

Así, no importa cuán extraordinarios sean los recursos dados por Di-os, sin arrepentimiento, es imposible encontrar perdón.

De aquí que la base de la redención es el arrepentimiento.

Algunas implicaciones elementales en el proceso de retornar a Dio-s son:

Reconocimiento de haber transgredido

Mientras nos tengamos conciencia de haber transgredido, no tendremos como percibir lo desastroso que ha sido nuestro pecado.

Pero no podemos tener una conciencia legal del pecado excepto que haya un ley o principio que muestre lo que es el pecado.

 

Dolor por el daño causado.

Usted no puede arrepentirse riéndose!!

Sin dolor por nuestro pecado, no tendremos realmente conciencia legal del pecado y el arrepentimiento sería imposible.

 

Confesión.

Confesar es admitir que Dio-s tiene razón en afirmar que es pecado y que no es pecado.

Confesar es admitir con lis labios mi culpabilidad y mi responsabilidad con la intención de buscar enmendar mi conducta y alcanzar misericordia.

 

Anhelo sincero de no desear más cometer dicha transgresión.

Abandonar el pecado y regresar a los caminos de Di-os. Isa 55.7.

No es suficiente dejar de hacer lo malo, es necesario hacer lo correcto dentro de los parámetros de la Torah.

 

Restitución.

Dependiendo del tipo de ofensa cometida, de la forma como se ha cometido y del conocimiento que los demás han tenido de esa ofensa, implica la posibilidad de hacer restitución.

A veces será imposible hacerlo por razones específicas, pero aun así deber haber en nosotros la intención de restituir.

 

Frutos de arrepentimiento/cambio de conducta.

 

Agradecimiento a Dio-s por el perdón.

 

Maimonides, un erudito judío de la edad media dice:

Teshuva sirve para traer cerca de Dio-s a aquellos han estado lejos.

Ayer el pecador estaba separado del Dio-s de Israel como dice la Escritura: “Vuestros pecados han hecho una división entre vosotros y vuestro Dio-s.”(Isa 59.2)…ayer clamaba y no era escuchado como dice la Escritura: “Aunque aumentéis la oración, yo no oiré..”(Isa 1.15)

Pero hoy esa misma persona que se arrepiente y entonces clama, es oído inmediatamente y cuando ora, inmediatamente es respondido como dice la Escritura: “Antes que clamen responderé yo..”(Isa 64.4)

Por lo tanto, Teshuva es volvernos a los caminos del Señor para que nos perdone nuestros pecados y nos permita de nuevo tener el honor de su amistad y de su presencia.

Esto es la naturaleza misma de arrepentimiento y nos ha sido concedida por Di-os como un regalo de Su Gracia para que los hijos de Israel podamos encontrar la manera de restaurar nuestra relación de pacto con nuestro Di-os.

 

Centro de Estudios Fe Bíblica

G. Corpus

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s