Existe Dio-s?

Trad&ed por G.Corpus

Centro de Estudios Fe Bíblica.

Image result for dios y ciencia

 

La ciencia nos dice que el universo surgió a través de El Big Bang. ¿Pero cómo se obtiene de la energía y la materia a un ser humano consciente de sí mismo? Eso requiere tres Big Bang adicionales que la ciencia no puede explicar. El conocido teólogo, Frank Pastore, desentraña este fascinante misterio y, en el proceso, plantea la última pregunta que toda persona pensante debe enfrentar.

 

Sabes, durante 27 años, fui ateo. Pensé que cualquiera que creyera en un Dios o Dioses era, bueno, estúpido, o inculto, ingenuo, crédulo o simplemente en la carrera por dinero, sexo y poder. Quiero decir, después de todo, todos saben que la religión es solo una muleta psicológica para los débiles intelectuales, ¿verdad? Entonces, ¿qué cambió mi mente?

Ahora mire, en pocas palabras, me propuse refutar el teísmo, que no pensé que llevaría mucho tiempo, pero me encontré con algunas dificultades en el camino. Dificultades como: Aristóteles, Agustín, Tomás de Aquino. Quiero decir, en términos simples, me enfrenté con la conciencia de que en realidad hay cuatro big bangs que deben tenerse en cuenta, no solo uno. Nunca antes había considerado eso realmente.

 

Todos estamos familiarizados con el primer Big Bang, ¿verdad? Por lo general, es la respuesta a la pregunta: “¿Por qué hay algo en lugar de nada?”. Es la idea de que no había nada, explotó, y – ¡boom! — ¡Hay algo!

Quiero decir, que el tiempo, la materia y el espacio surgieron en un gran destello cosmológico hace unos 16 mil millones de años. No hubo un desarrollo gradual, ni formas de transición, solo un salto binario, una metafísica, ahora no lo ves, y ahora lo ves.

Pero el primer Big Bang cosmológico teórico, bueno, solo produce materia y energía. Ni siquiera comienza a abordar el origen de la vida. Entonces, ¿cómo se obtiene la vida de la no-vida?

 

¿Cómo ocurrió la abiogénesis? Quiero decir, la noción de que algo puede venir de la nada. ¿Dónde está la evidencia?

Bueno, vas a necesitar otro salto de fe de algo- de la nada, algún tipo de segundo big bang biológico. A pesar de todos los avances alucinantes que hemos realizado en física, biología y química en los últimos 100 años, aún no estamos más cerca de lograrlo. No tenemos ni idea. Cuanto más cerca miramos, más ancho es el abismo.

Quiero decir, claro, hemos aprendido mucho sobre cómo manipular formas de vida, cómo agregar y quitar material de ADN, incluso mapear el genoma humano, pero no tenemos idea de cómo crear literalmente vida a partir de cosas muertas. Ahora mira, en este punto todavía tenemos física, química y algo de biología básica, o materia, energía y vida simple, si quieres.

Pero todavía no tenemos una forma de dar cuenta de la gran diversidad de formas de vida, es decir, las enormes diferencias entre bacterias, plantas y animales. Tampoco tenemos una forma de dar cuenta de las diferencias entre el hombre y el animal.

Todavía no tenemos una antropología en este punto.

 

Entonces, vamos a necesitar un tipo de tercer big bang antropológico para dar cuenta de todo esto, que por supuesto es lo que Darwin buscaba en su tesis “Descendencia del hombre”. Ahora mira, Darwin respondió muchas preguntas, pero nunca pudo responder la pregunta central: ¿Cómo comenzó la evolución?

Pero bueno, aún no hemos terminado de describir el mundo que nos rodea. Se necesitará un big bang final para explicar cómo un cerebro animal mecánico puede convertirse en una mente humana autorreflexiva. Incluso las formas de vida más bajas tienen cerebros y sistemas nerviosos centrales. Quiero decir, ¿cómo algo como eso se convierte en la mente de un Miguel Ángel, un Shakespeare, un Beethoven? Vamos, los animales no hacen arte, y no aprecian la belleza.

 

Pero el problema es aún más básico que eso. ¿Cómo explicas el libre albedrío y la introspección, y mucho menos el pulsante impulso existencial del hombre para preguntar: “¿por qué?”. Bueno, vamos a necesitar algún tipo de big bang psicológico para dar cuenta del sentido moral y estético del hombre: su búsqueda de significado, y propósito, y por supuesto su aprecio por lo verdadero, lo bueno y lo bello. Y nuevamente, debes entender, que estos problemas requieren explosiones, quiero decir, explosiones binarias repentina producen existencia , ya que no hay evidencia de un desarrollo gradual en ninguno de estos.

 

Por lo tanto, yo, como tú, tenemos una opción. O es fe en estos cuatro big bangs de “algo-de la nada” para dar cuenta de lo que vemos a nuestro alrededor, o la fe en algún tipo de Dio-s creador detrás de todo.

Entonces, la próxima vez que alguien te pregunte “Oye, ¿y el Big Bang?” Asegúrate de preguntarles: “¿Cuál? ¿El cosmológico, biológico, antropológico o psicológico?

Frank Pastore.

 

Si disfrutó de esta informacion, lo animamos a distribuirla, cumpliendo con no corregir ninguna parte de esta y acreditando al autor y al centro de estudio, indicando el link de http://www.fe-biblica.com o
https://www.facebook.com/FeBiblicaorg/

 

Administración Centro de Estudios Fe Bíblica.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s